Guaidó llega sorpresivamente a Colombia y se reúne con Mike Pompeo

Mondo

El diputado opositor venezolano Juan Guaidó sostuvo un encuentro en Bogotá con el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, durante la III Cumbre Hemisférica contra el Terrorismo.

Tras la reunión, el jefe de la diplomacia estadounidense anticipó que su país emprenderá “más acciones” de apoyo a Guaidó, a quien reconocen como “presidente interino” de Venezuela después de que el parlamentario se autoproclamara en una plaza pública.

“Espero más acciones permanentes de EE.UU para continuar apoyando al presidente Guaidó y al pueblo venezolano”, sostuvo Pompeo.

Asimismo, el funcionario estadounidense reiteró el respaldo del gobierno de Donald Trump a la Asamblea Nacional (AN) que, según sus declaraciones, el pasado 5 de enero sufrió un supuesto “golpe parlamentario” por parte de un grupo de opositores que no simpatizan con Guaidó.

Entretanto, Guaidó agradeció la atención. “Estamos trabajando por la transición y el cambio en Venezuela. Hoy los venezolanos no están solos”, aseguró durante la rueda de prensa conjunta.

De igual forma, agregó que continuará con su gira hasta alcanzar “el respaldo y apoyo internacional”, con el propósito de enfrentar al gobierno del presidente Nicolás Maduro, quien, según el diputado opositor, “tiene vínculos con el terrorismo”. Guaidó aseguró que continuaría su periplo en el exterior, a pesar de que sobre él pesa una orden de prohibición de salida del país, emitida por el Tribuna Supremo de Justicia (TSJ).

Centro de Comunicación Nacional

@Presidencia_VE

FOTO | Presidente (E) de Venezuela @jguaido y el secretario de Estado de Estados Unidos @SecPompeo durante el encuentro en la III Conferencia Ministerial Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo desarrollada en Colombia

Ver imagen en Twitter

Previamente, el parlamentario venezolano estuvo en el homenaje a los estudiantes Escuela de Cadetes de Policía General Santander, en la capital colombiana, que murieron en el atentado del pasado 17 de enero de 2019, y que es la sede de esta reunión interministerial.

Por su parte, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, escribió en su cuenta de Twitter que a Pompeo “le cuesta entender que como titiritero, él y su obra fueron un fracaso monumental en Venezuela”.

Sorpresiva llegada

El pasado domingo, un tuit del diputado opositor venezolano, donde informaba que había llegado al país vecino, puso fin a las especulaciones sobre un viaje que no había sido anunciado.

Ya en Colombia, agradecido con el presidente Iván Duque por su apoyo a la lucha del pueblo venezolano”, escribió la mañana del domingo el parlamentario sobre el que pesan unas siete investigaciones abiertas por el Ministerio Público y una orden de prohibición de salida del país dictada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Este es el segundo viaje a Colombia, fronteriza con Venezuela, luego de que el diputado opositor se autojuramentara “presidente encargado” hace un año.

¿Cómo fue recibido?

La tarde del domingo, el mandatario colombiano informó a través de su cuenta de Twitter que había sostenido una reunión de trabajo “muy productiva” con el diputado, que habían compartido “avances en atención a migrantes radicados en Colombia” y que ambos destacaron “la importancia de restablecer la democracia en el vecino país“.

En una serie de imágenes compartidas por el presidente colombiano se evidencia que el diputado opositor venezolano fue recibido con honores militares en el país vecino.

Bogotá ha apoyado a Guaidó desde su autoproclamación y ha desconocido al presidente venezolano, Nicolás Maduro, al que considera ilegítimo y un dictador.

Esta visita ocurre en medio de una profunda división en el bloque opositor venezolano presente en la Asamblea Nacional tras acusaciones cruzadas, que salpican al propio Guaidó, de haber sido parte de un entramado de corrupción para favorecer, a cambio de beneficios, a empresarios que han sido sancionados por el Departamento de Estado y que han sido vinculados con el Gobierno venezolano.

Esto ha generado que la mayoría opositora se haya fraccionado en dos bloques, uno de ellos adverso a Guaidó, quien no fue reelecto como presidente de la Asamblea, aún en desacato, para este periodo.

Los Rastrojos

Esta segunda salida de Venezuela, pese a la prohibición de hacerlo, ocurre casi un año después de que el diputado lo hiciera con la participación de la organización narcoparamilitar ‘Los Rastrojos’, según los cuerpos de Inteligencia venezolanos.

Las alarmas se encendieron tras la denuncia de Wilfredo Cañizares, director de la Fundación Progresar en Norte de Santander, quien publicó en su cuenta de Twitter imágenes de diputado junto a miembros de esa organización criminal, considerada como una de las más peligrosas de Colombia, en su cuenta de Twitter.

Guaidó negó la veracidad de este señalamiento, a pesar de que los propios miembros del grupo paramilitar confesaron a las autoridades venezolanas los detalles del plan para el que habían sido contratados.

Luego de esa pasada visita a Colombia se destapó un escándalo de corrupción que fue develado por la publicación digital PanAm Post, que alertó en una investigación periodística sobre la supuesta apropiación de los fondos para la “ayuda humanitaria” por parte de los colaboradores del diputado en ese país. Tanto la Fiscalía venezolana como la colombiana abrieron investigaciones.

Escalada de tensiones

La tensión entre ambos países llegó a su punto más alto cuando Duque recibió al diputado opositor en Cúcuta para llevar a cabo el intento fallido de ingreso de “ayuda humanitaria” proveniente de EE.UU., el pasado 23 de febrero.

Un día antes se había realizado un concierto fronterizo, organizado por el multimillonario Richard Branson que supuestamente recaudaría dinero para la población venezolana más desasistida, sin que hasta ahora se haya informado sobre el destino de los fondos.

Previamente, el Gobierno venezolano había ordenado el cierre de su frontera ante “las serias e ilegales amenazas” del Gobierno de Colombia, en contra de “la paz y la soberanía de Venezuela”, según afirmó Maduro en esa oportunidad.

Antes de la llegada de Guaidó, Duque y su entonces canciller, Carlos Holmes Trujillo, habían hecho reiterados llamados a la Fuerza Armada Bolivariana de Venezuela (FANB) para que permitieran el ingreso de la “ayuda humanitaria” y para que desconocieran a Maduro y formaran parte de la “transición”.

Las diferencias entre ambos gobiernos se hicieron infranqueables luego del atentado fallido en contra de Maduro, en agosto de 2018. Caracas señaló a Bogotá de haber formado parte y de entrenar a mercenarios en su país, con apoyo de la oposición venezolana, para llevar a cabo acciones desestabilizadoras en contra del Gobierno venezolano.

Por su parte, la Casa de Nariño ha responsabilizado a Miraflores de acoger en su territorio a miembros de los grupos armados colombianos, de ser el causante de la migración de venezolanos al vecino país y de ser un factor desestabilizador en la región.

Se tiene previsto que el diputado opositor se reúna este miércoles en Bruselas (Bélgica) con el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y que posteriormente asista al Foro Económico Mundial de Davos (Suiza).


Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *